castellano
euskara
français
português
English

email@gerttz.net

BIOGRAFÍA

SUPERVISIÓN

ESCRITOS

Poesía

Relatos breves

Chistes

Cultura

Espiritualidad

Opinión

Gramática

LIBRO DE DECLAMACIONES

FRASES DE ORO

BIBLIOGRAFÍA

PENSAMIENTO

Imagina que eres actriz (o actor).
Imagina que sabes que eres buen@ en lo tuyo.
Que solo esperas la oportunidad de demostráserlo
a todo el mundo.

Imagina que has rechazado
un montón
de malos papeles.

Roles que no te merecían.

Sigues esperando tu oportunidad.
(sabes que llegará)
en la que demuestres tu valía.

Esperas.

Mucho.

Mucho.

Mucho.

Pero
conservas
el coraje.
La esperanza.
El ánimo.

Sigues esperando.
Mucho.

Mucho.

Mucho.

 

Un día,
te contactan.
¿Quiénes?
Luego te lo contamos.
Lo sabrás,
a su tiempo.

Te ofrecen tu papel,
un papelazo.
Ese que esperabas.

Sin límite de presupuesto.
Sin condiciones.
Sin recortes.
Te dan todas las posibilidades.
¡Lo que más querías!

Vas a tener un papel...
fascinante.
De hecho,
vas a tener muchos,
TODOS.

Te hablan de una nueva tecnología
que permite que puedas actuar
en TODOS los roles.
¡Uuuuuuuuaaaaaaaaa!
¡No te puedes imaginar nada mejor!
¡Podrás demostrar TODA tu valía!
¡Tu capacidad multifacética!
¡Holifacética!
¿Dónde hay que firmar?
¿Cuándo empezamos?
¿Dónde?

La respuesta
te deja perplej@:
En todas partes.
Todo el tiempo.
Es una obra tan grande,
que
fuera de ella
no quedará nada.

Va a ser la obra
más grande
jamás
representada.
nada escapará
a su escenario.
Nada a su trama.
Nada a su plantilla.
Eres infinit@
y vas a cubrir todos
los roles.

Y eres tan buena actriz,
buen actor,
que,
por supuesto,
aceptas,
y te pones a ello.
Te implicas en cada uno
de tus personajes.
Te lo crees.
Lo vives.
Te dejas la piel en él.

Te identificas tanto
en cada situación
escena
secuencia
historia
que
olvidas
que eres tú
que eres un@
que no hay
más actores
o actrices allí,
que todos
son TÚ
YO
y sufres,
disfrutas,
matas,
mueres,
amas,
odias,
gozas,
temes,
vives,
mueres...
con toda tu capacidad.

La obra es buena,
pero el argumento
podría mejorarse.

Ahora
tu otro yo,
el que hace de
apuntador,
te recuerda
te informa
que puedes
cambiar la historia
que también eres
guionista.

Y para eso estoy aquí,
para recordarte
recordarme
que eres
soy
el único Ser
que actúa
esta
magna
obra.

La que lleva
todo
un
Universo
y
13.800
millones
de años
de
ensayo
de rodaje.

¿Qué
quieres
cambiar?

¿Qué mejoramos?

Podemos
puedo
puedes
hacerlo
a
tu gusto.
Basta con consultar
acordarlo
con tus otros
yoes.

Eres tú mism@.

Todos tus tús
desean
mejorar.

Ninguno
está
del todo
a gusto.

¡Háblalo!

¡Discútelo!

¡Cámbialo!

Puedes ensayar
y repetir
cada escena,
cada plano,
cada toma,
cualquier parte del guión,
hasta que quede
impecable.

La existencia no es más que eso.

¡Sé quien quieres ser!

¡En cada papel!

En todos.

Gerttz